Aunque no lo creas, las cuchillas son equipos indispensables para muchas empresas, por ejemplo: la industria de los alimentos, sector artesanal, de manufactura, de los metales y más.

Gracias a las cuchillas industriales se pueden cortar grandes trozos de carne y fabricar piezas con excelentes acabados. Estos aparatos son muy resistentes gracias a que son fabricados con aleaciones especiales que son anticorrosivos y por eso no afectan en ningún proceso de producción.

A pesar de esto, es importante limpiar muy bien las cuchillas industriales después de cada trabajo realizado. Una técnica común de limpieza es aplicar aceite para muebles en la superficie y rozar para lograr una mejor aplicación.

Las empresas que cuenten con estos equipos deben realizar un proceso de rectificado como parte del mantenimiento. Muchas veces esto no se toma en cuenta, pero un rectificado de cuchilla sirve remover escamas o ranuras en el acero y así dejarlas como nuevas.

Recuerda que existe una gran variedad de cuchillas industriales y sólo una empresa especializada como CUCSA puede orientarte sobre qué cuchilla necesitas, pues no se puede cortar cualquier material con cualquier cuchilla. Asimismo, su afilado debe ser periódico y su rectificación de ángulo también.


Fuente: quiminet.com